El 19J en Amsterdam

Publicado: 20/06/2011 en #15 M

El esperado 19 J estuvo pasado por agua en la capital holandesa pero, a pesar de la incesante lluvia, nos juntamos cerca de 200 personas Plaza Dam. Llevamos a cabo la idea de ir con look de banqueros o con ropa amarilla, pero también se repartieron corbatas naranjas hechas dían antes y globos blancos.

Españolxs, griegxs, holandesxs, chilenxs… Diferentes nacionalidades juntas en Dam con un mismo objetivo: rechazo absoluto al Pacto del Euro. Mira este video:

Comenzamos la protesta en Dam con consignas como We don´t accept the Euro Pact oThis is wold revolution. Después de algo más de una hora, tomamos las calles cogidos de la mano, con pancartas y coreando nuestro rechazo.  Te enlazo dos videos más en Youtube, son muy cortos:

A´dam takes the streets I                                   A´dam takes the streets II

La labor de difusión fue un éxito, informando a todas aquellas personas que se acercaban a ver qué pasaba. Aunque, también es cierto, que otrxs rechazaban el flayer informativo.

Tras recorrer las calles, llegamos a Leidsplein. Allí tomamos la plaza y nos colocamos en círculo para escuchar el manifiesto contra el Pacto del Euro. Ponnos cara con este video:

Desde Amsterdam seguiremos pendientes de lo que ocurra y se decida desde el Estado español para continuar con la revolución y contagiar nuestra indignación para que esta ola siga con fuerza.

Cobertura del 19 J

Publicado: 19/06/2011 en #15 M

No te pierdas ni un sólo detalle de lo que pase durante la jornada 19 J.

Las radio comunitarias del Estado español se han organizado para que puedas estar informadx allá donde estés. Pincha.

Hola.

Por si no lo sabeis, las dos personas que componemos partículapolítica estamos en un sitio diferente del planeta, pero aún así, seguimos revolucionando y revolucionadxs. Vamos a seguir escribiendo sobre este movimiento 15m, que no ha hecho más que empezar, desde las que son nuestras actuales ciudades (Vancouvert y Amsterdam).

Nuestra intención es seguir alimentado este blog cada poco tiempo con  la histórica spanish revolution y world revolution, además de continuar con la denuncia periodística y política que nos une. 

Así, gracias por vuestra paciencia y, ya sabéis, si queréis hacer cualquier crítica, sugerencia o poneros en contacto con nosotrxs, podéis escribirnos a  particulapolitica@yahoo.es

······························································································

Queremos aprovechar este espacio para haceros llegar la convocatoria del 19J contra el Pacto del Euro que se va a ratificar (ya está aprobado) por el Consejo Europeo los próximos 24 y 25 de junio. Sobre el Pacto del Euro, el periódico Diagonal ya publicó el 8 de abril.

Si quieres más información actual, visita la noticia de El Pais.com y el enlace del diario Público que contempla el ‘pequeño’ olvido de este Pacto: lo social > El Pacto del Euro se olvida de las necesidades del ciudadano

Con esta información, como vecinxs de Madrid, os dejamos a vuestra disposición el comunicado de la marcha en columnas del 19J, donde también se informan del recorrido y horario desde las diferentes zonas,  por si os animais a esta acción. Comunicado marcha 19junio 

Por último, también me gustaría que escuchárais a Rosa, una oyente que llama a Radio Nacional de España para pedir que se debata sobre dicho Pacto, y anima a salir a la calle el día 19J.

La fusión política del ‘átomo’

Publicado: 02/06/2011 en #15 M

El movimiento 15m abre un proceso asambleario de participación política

La Puerta del Sol de Madrid ha sido el escenario central de una solidaridad de demandas.
Con una identidad colectiva ―heterogénea― reivindicamos llenar la política participando. Sorprendentemente, estamos haciendo historia como movimiento social. Como inició Inigo Errejón en la Tuerka ―CMI― del jueves 19 “hay un pueblo en formación, que experimenta el gozo de estar, y gritar junto”.

Ese gozo está sembrando una semilla “revolucionaria” en las conciencias. El movimiento ha desbordado a
las instituciones y está demostrando que el ‘sentido común’ de la democracia se puede combatir. Con tal espíritu está naciendo un pequeño poder constituyente, reconocible en las plazas y en la web; frente al poder constituido que se legitima por imposición de la ley  (que viola a su antojo impunemente) y es fácilmente identificable a través de tergiversa tv.

Se dice que en época de crisis la creatividad de las mujeres y los hombres acrecienta. Aprendemos a expresarnos socialmente; y tanta creatividad en las plazas ha sido fruto de la catarsis colectiva; de la  condensación de las partículas [políticas]. La gente sale de sus casas con pancartas cuando no las hace en la plaza.  Con la recuperación del espacio público hay sitio para denunciar,  gritando y colocar todas las reclamas.

¿Qué hay más enriquecedor que se extiendan los debates políticos a todas las esferas? Sentirse parte del movimiento 15m es no tener miedo a hablar de política, incluso desear hacerlo; proponer cambios (social, político y económico); que en definitiva sea (cultural) en la forma de vida, tan profundo que atañe a las conciencias de todos.  Nuestra generación, que nació en “democracia”, se ha quitado los complejos que arrastra de la pseudotransición, y se ha indignado por la mercadocracia y sus injusticias. Véase también la corrupción de los asuntos públicos.

Tan indignante, que la rebelión popular ha surgido del hartazgo; y desde la desobediencia. Se presenta la voluntad de hacer política fuera de los partidos. El movimiento se alza contra del sistema (institucional) que invita a votar pero niega la participación ciudadana en la política. Una proclama lo explica mejor: “nuestros sueños no caben es vuestras urnas”.   De la toma de las plazas públicas, del espacio común, del ‘Sol’ urbano; imaginamos mundos mejores y más justos que estamos inventando. Hemos despertado, queremos y podemos soñar… “Si no nos dejáis soñar no os dejaremos dormir”, grita otra pancarta.

Se ha recuperado la autoestima, la utopía colectiva mediante la resistencia pacífica. Antes de ayer, era imposible pensar en lo sucedido la semana de la comuna madrileña. Hoy estamos ilusionados, deseosos de participar, entusiasmados de pensar las asambleas populares de los barrios, pueblos y ciudades. ¿Por qué no pensar que las próximas generaciones vivan organizadas fuera del capitalismo?

Levantadxs, a la izquierda se ve la utopía

La indefinición política también ha sido una estrategia con intención de esquivar etiquetas. No obstante entraré a discutir sobre izquierda o derecha. Qué el movimiento 15m sea interclasista, heterogéneo, e incluso demande cosas de ‘sentido común’ más allá de las ideas; no incapacita para situarlo donde le corresponde: a la izquierda.

A pesar de que entiendo la preocupación de encasillarlo, se crea cierta ambigüedad que se desplaza según se extiende el espíritu de la participación.

Tal neutralidad a priori solo puede ser formal; además de los antecedentes (clarificador esquema el del Periódico Diagonal nº 151), hay que mirar el breve camino del  proceso.

Sin determinar propuestas, la organización del movimiento en asamblea ha sido el más contundente posicionamiento. La toma de la palabra es su filosofía de la praxis. Este cauce (espontáneo) quiere dar contenido a la democracia. La forma asamblearia en busca del consenso ha demostrado ser a todas luces una forma de  gobierno (de sociedades pequeñas y menos complejas).

Así, el sentido político propio de la izquierda es el de la libertad positiva, la que defiende esa participación, la misma que reclamaban los griegos (como ciudadanos) para decidir sobre los asuntos públicos en el Ágora. Sin embargo, la derecha (clásica) ha defendido la libertad negativa de la no coacción, de ahí que se sitúe al liberalismo y a sus utopías al otro lado.

También se han captado reivindicaciones por un cambio: democrático, de igualdad (al menos respecto a políticos y stablisment en general). Las reclamas escritas en Sol por parte de sus presentes cuestionan el sistema (económico/político-capitalista/institucional).

Más allá del movimiento (pues éste no tiene un objetivo de alcanzar el poder institucional aunque si fiscalizarlo) la izquierda busca el cambio ―social―, ya sea en forma de reformas o revoluciones. Cuando acumula suficientes fuerzas para el cambio, continúa caminando a la utopía con la incertidumbre de no saber lo que se encontrará. He ahí el valor que puede presuponer ser de izquierdas (siempre que no desayunes en el Hotel Palace con Strauss Kahn). Sin embargo; la derecha cuando mira, lo hace hacia atrás para conservar lo dado, reaccionando ante el cambio para preservar las tradiciones; aunque suene ventajis, esto pareciera que ser de derechas es lo fácil (cuando lo dado te conviene). Por tanto, las fuerzas de la derecha siempre encuentra referencia por muy atrás que miren.

En este sentido, la izquierda, la izquierda de base nunca será la misma en España. En primer lugar porque este movimiento ha desobedecido por sí mismo, ha desbordado a las instituciones y cuestionado el sistema (capitalista) al margen de sindicatos y partidos políticos.

En segundo lugar, las próximas generaciones con sensibilidad de izquierda y luchas colectivas tendrán donde mirar. Se preguntaba el profesor Monedero en un artículo firmado en Público si la izquierda [española] podía indignarse si no sabía dónde descansaba la dignidad.  Aunque retorciéndose, ya sabemos mirar para identificarnos, pues los más jóvenes, padeciendo de miopía  para alcanzar a ver la respuesta antifascista del siglo pasado, hemos corregido el astigmatismo, y ya sabemos que para nuestra generación: la izquierda, la
democracia participativa, la cultura política; en fin, la dignidad descansa, y descansa tranquila porque se despertó sin miedo.

La concienciación es la revolución

Estos tiempos ‘soleados’ se van a vivir en los barrios, donde ese trabajo
invisible de años ha alimentado los procesos asamblearios que se reproducen. Ahora la comuna de Madrid devuelve la energía en forma de acción. Sea frenada la revolución ya hay precedentes. Volveremos a levantarnos y sabremos donde ir. Dijo Eduardo Galeano que no valía la pena vivir para ganar, sino vivir para hacer lo que la conciencia te dicte que debes hacer. Ésta nos dicta: ‘luchar por el cambio’. El proceso acaba de nacer; pero no es poco lo que tenemos: indignación, voluntad y organizción ¿Cómo extendemos las luchas?  participando, tomando la palabra, proponiendo acciones subversivas, construyendo alternativa…

Las “partículas políticas” se han identificado colectivamente, el pueblo se está reconociendo en conciencia en contra de la condición que la niega. Hemos recuperado la autoestima, no vamos a dejar que quebranten nuestra lucha; menos aun cuando nos niegan como actores políticos diciendo: “algunos no tienen otra cosa mejor que hacer”; desde luego que no: “como que es la empresa más importante de nuestras vidas”: se llama Revolución.

Holanda se suma a desobedecer

Publicado: 23/05/2011 en #15 M

Son muchxs los españolxs que viven en Holanda por diversas razones. Gente de todas las edades que, desde el #15m se ha movilizado, uniéndose así a las protestas de las grandes ciudades del Estado español.

Ese día 15 de mayo se hizo una performance hasta el Consulado donde zapatearon a ZP y Rajoy, los líderes del PSOE y PP, respectivamente. Podreis verlo en el siguiente vídeo.

A partir de ese día, se empezó a organizar algo con la intención de aumentar la repercusión. Así, el miércoles 17 se convocó a través de un grupo de Facebook a los españoles que están en Amsterdam para tomar la plaza: la Plaza Dam.

Allí nos juntamos unas 50 personas. En la asamblea posterior se decidió que se continuaba con la revolución, siguiendo los pasos de Madrid y el resto de ciudades. Desde entonces, el número de asistentes ha aumentado considerablemente hasta conseguir que lxs españolxs de todas las ciudades de Holanda nos concentráramos en la Dam. Más de medio millar de personas se unieron a nuestros gritos, a nuestro ritmo, a nuetsra protesta por conseguir un cambio en el sistema político y financiero, principalmente.

Los globos blancos ya son un símbolo entre los españoles en Holanda y parece que se está extendiendo, asi que es posible que lo veais por algún lugar inesperado.

Porque estamos cansadxs.

Porque estamos hartxs de esta democracia parlamentaria. Porque no queremos una democracia en la que se cuente el pueblo sólo sea importante cada cuatro años. Porque no queremos continuar con este sistema capitalista, donde priman los intereses económicos más que los derechos humanos. Porque la banca siempre gana. Ya basta.

Spanish revolution! World Revolution!

El Gobierno de Esperanza Aguirre lleva meses intentando privatizar indirectamente la justicia gratuita, es decir, la ofrecida por lxs abogadxs de oficio a aquellas personas que alegan no tener recursos suficientes. Los letrados llevan desde principios de año defendiendo su profesión a pesar de cobrar con más de un año de retraso y ver el aumento de la precarización de su labor.

Pincha aquí para ver el reportaje publicado en Diagonal 147.

Como ya sabreis, el pasado 7 de abril se convocó una concentración organizada por Juventud sin Futuro en la que se protestaba contra la precariedad, la especulación, la dictadura de los mercados… En Madrid nos concentramos varios miles de personas; no sabemos el número exacto, por eso no vamos a dar cifras como hacen los medios, pero sí nos atrevemos a decir que fuimos más de 2.500 personas, que es la cifra que han dado los medios convencionales fiándose de las “fuentes oficiales”.

Fue una concentración importante porque, una vez más, miles de jóvenes nos organizábamos para reivindicar un futuro mejor con representantes que piensen en el pueblo y no sólo en los bancos; y que no se dirijan al pueblo únicamente cuando hay votos de por medio, como lo habrá el próximo 22 de mayo. Quizás por eso los antidisturbios no recibieron la orden de cargar, como en otras concentraciones.

Ronda de Atocha estuvo ambientada  con cántios de todos los ritmos, y con letras diferentes, pero con un mismo mensaje: Ya no nos callamos más. No somos la generación ni-ni. Queremos trabajar, pero sin ser becarios precarios. Queremos independizarnos antes de los 30, pero en una vivienda digna y sin especualdores detrás. Queremos un futuro, pero no incierto, como el de ahora.

Nos seguiremos manifestando, seguiremos respaldando las iniciativas de organizaciones como Juventud sin Futuro (entre otras) para decir BASTA YA, y ESTAS SON NUESTRAS ARMAS: concentrándonos pacíficamente, pero tomando las calles porque “la calle es mía, no de la Policía”. Y sobre todo, algo básico, aludiendo al Catedrático de Comunicación Política, Víctor Sampedro, porque “el derecho a manifestarte te lo reconocen, no te lo conceden”.

Nos vemos en la próxima de 14 de abril, por la III República, y en la siguiente, el 15 Mayo.

Julia GAS

La memoria contra la Impunidad

Publicado: 12/03/2011 en Reportajes

Esta nueva entrada presenta la Plataforma Contra la Impunidad del Franquismo. Víctimas y familiares de víctimas de la dictadura se concentran todos los jueves en la Puerta del Sol de Madrid para denunciar la impunidad con la que, aún hoy en día, cuentan los actos cometidos durante el régimen de Franco. Esta Platafomorma nació a raíz del procesamiento del juez Baltasar Garzón.

Pincha en la imagen para acceder al reportaje, publicado en Diagonal.

Este artículo estudia la injerencia estadounidense en territorio cubano. Más de un siglo ha pasado desde que las fuerzas militares de los EEUU instalasen una base naval en aquel territorio por la imposición de la Enmienda Platt. Durante los útimos años la República de Cuba y varias  asociaciones por los DD HH aspiran a condenar a los EE UU; ya que, desde que  fuese ideada ‘la cruzada contra el terror’, dicho territorio se ha utilizado como laboratorio de tortura, aprovechando el ‘limbo’ jurídico que le brinda impunidad.

Se trata de un trabajo realizado en el marco del Máster de estudios contemporáneos de América Latina. En concreto para el tema -Conflictos Fronterizos- de la asignatura Geografía del Poder.

 

 

Pinchando en la viñeta de ENEKO podrás descargar el artículo en PDF

Partícula Política ha tenido el honor de entrevistar al presidente del Observatorio de los Recursos Naturales del Sahara Occidental (WSRW, son sus siglas en inglés). Él es Javier García Lachica.  Una entrevista muy interesante y crítica que te invitamos a escuchar para conocer más de cerca el conflicto del Sahara y el expolio que está sufriendo su población.

Pincha en este enlace. Irás al podcast para escuchar la entrevista dividida en tres partes

Pero antes…

Contexto histórico-político del Sahara Occidental, por Javier Pérez Martínez
El Sahara Occidental es un territorio de África situado en el extremo occidental del desierto del Sahara, a orillas del océano Atlántico. Se ha estimado que la población que existe supera las 250.000 personas. La lengua que habla el pueblo saharaui se llama hassanía, un dialecto del árabe. Es la única colonia del continente africano.

En la Conferencia de Berlín 1884-1885 España reclama la región entre Cabo Bojadur y Cabo Blanco. Los españoles se establecen en Villa Cisneros (Dakhla) firmando un tratado de protectorado con los saharauis.

La historia de este país africano tiene un punto de inflexión cuando, en 1949, el geólogo español Manuel Alia Medina descubre en Bucrá el yacimiento de fosfato más rico del mundo. Este descubrimiento significa la amenaza al control de la explotación de este mineral por Estados Unidos que, hasta entonces, era dueño del monopolio del fosfato marroquí. Estos intereses explican el apoyo estadounidense a las posteriores posturas imperialistas de Hassan II.

A finales de los años 50, después de su independencia y de la guerra Sahara-ifni con España; Marruecos reivindica el territorio del Sahara Occidental. Del mismo modo lo hará una década más tarde Mauritania.

El comité de descolonización de Naciones Unidas pasó a estudiar el caso del Sahara Occidental. El 1 de enero de 1958 España convierte esos territorios en provincias españolas: Río de Oro al sur y Saguia al Hamra al norte. Dos años después, Naciones Unidas declara el derecho a la autodeterminación y a la independencia de los colonizadores.

Comienza una agitación nacionalista en el Sahara Occidental. En 1968 se crea una organización de vanguardia por la liberación de Saguia al Hamra y Rio de Oro liderado por Sidi Brahim Basir. Preconizador de un nacionalismo, y defensor de la identidad nacional de las tribus nómadas de aquel territorio. En 1967 la ONU recomendó la descolonización del territorio, y más tarde lo señala como territorio no autónomo en periodo de descolonización.

En el año 70 la fuerza colonial en El Aaiun reprime un brote nacionalista; termina con 40 muertos, cientos de detenidos y la desaparición para siempre de Brahim Basir. En 1973, la Yemaá (Asamblea saharaui) dirige una carta a Franco en la que declara que sólo el pueblo saharaui tiene derecho a dirigir su fututo. Ese mismo año se crea el Frente Polisario (Frente Popular para la Liberación del Sahara) que comienza la lucha armada contra España.

En 1974 España anuncia la realización de un referéndum para el Sahara. Naciones Unidas frena el proceso para la autodeterminación a petición de Marruecos y consulta al Tribunal de internacional de justicia de la Haya sobre la pretensión de soberanía Marroquí en el Sahara. Ya en el año 1975, el Gobierno español anuncia su decisión de abandonar la colonia. Se reúnen en Argelia El-Uali (secretario general del Frente Polisario) y el ministro de asuntos exteriores español, Cortina Mauri. Finalmente, el dictamen del Tribunal de la Haya condenaba las pretensiones de soberanía de Marruecos y Mauritania. Es entonces cuando el rey Hasan II de Marruecos organiza la Marcha Verde.

El 6 de noviembre de 1975, ante la posibilidad de la realización de un referéndum de autodeterminación, se lanza esa estrategia de ocupación, que consistió en enviar 350.000 civiles y 25.000 militares al territorio del Sahara con intención de presionar a España. La marcha no tiene éxito hasta una semana después, que se retiran las tropas españolas por la firma el 14 de noviembre de 1975 de los Acuerdos Tripartitos de Madrid. En estos Acuerdos, el Estado español como potencia administradora, transfirió los territorios a una administración temporal tripartita: Marruecos, Mauritania y la Yemaá. A pesar de este traspaso, dichos acuerdos se presentan sin ninguna validez pues Naciones Unidas continua reconociendo al Estado español como potencia administradora.

El 26 de febrero de 1976, el Estado español lleva a cabo la Operación Golondrina poniendo así fin a su presencia en el Sahara. Un día después, el 27, se proclama la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) y, a día de hoy, son más de 80 países los que la reconocen.

Tres años después, la vecina Mauritania se retira del conflicto al firmar un tratado con el Frente Polisario. En 1980 Marruecos inicia la construcción del MURO (de la vergüenza) que ya sobrepasa los 2.700 km; una construcción asesorada y financiada por potencias occidentales que ahora protegen miles de minas antipersona y cien mil soldados.

Ocho años después, la Organización para la Unidad Africana (OUA) propone junto a la ONU celebrar un referéndum con el censo español de 1974 donde los saharauis deberán elegir entre la independencia o la integración en Marruecos. En 1992 se aplazó.

En 2005 comienza la intifada en las ciudades ocupadas del Sahara Occidental. Más tarde, el Frente Polisario libera a los últimos presos de guerra marroquíes, sin embargo Marruecos incrementa la represión contra la población saharaui y, como han demostrado en diferentes Organizaciones No Gubernamentales a día de hoy, Marruecos sigue siendo un país que viola los derechos humanos. Hay que destacar que ningún país reconoce la soberanía de Marruecos sobre el Sahara Occidental.

El pueblo saharaui lleva dividido más de treinta y cinco años entre los territorios ocupados y los campamentos de refugiados cerca Tindouf (Argelia); otros dieciocho lleva esperando el referéndum de autodeterminación. Los sucesivos gobiernos españoles le han abandonado a su suerte, y en consecuencia, el Estado español sigue rehuyendo su responsabilidad como potencia administradora, además de legitimar con acuerdos bilaterales la ocupación marroquí.